domingo, 22 de julio de 2018

⚓ Cuartel de Instrucción de Marinería 🔗 Ferrol ⚓


El Cuartel de Marinería de Ferrol (A Coruña), también llamado CIM, es uno de los edificios más antiguos y emblemáticos de la ciudad. Está dentro del Arsenal Militar y fue mandado construir en el siglo XVIII durante el reinado de Carlos III, en un origen, destinado a almacén de artillería donde se guardaban cañones y fusiles. Una Sala de Armas (nombre original) con pañoles porticados configurada al más puro estilo francés de la época, destaca también la majestuosa escalera del hall. Una imponente edificación del Ferrol de la Ilustración, por aquel entonces, y contrariamente a lo que es en la actualidad, una de las ciudades más importantes y pobladas de Galicia. Años más tarde se convertiría en cuartel de instrucción para formar a la marinería de los buques de guerra de la Armada. Tras ser eliminada la mili por el gobierno de Aznar, sería reformado para servir como alojamiento de las dotaciones de los barcos. 

Foto de TripAdvisor

Hace tiempo había leído en un blog una leyenda sobre este llamativo edificio de mi ciudad natal y alguna pequeña referencia me volví a encontrar para este post, aunque no me ha servido de gran ayuda, la verdad. Recuerdo que la leyenda hablaba de unos sargentos fantasmales y mal encarados de los tiempos de las Colonias ( a juzgar por sus uniformes), quizás llegados al cuartel expulsados de su regimiento colonial ya que tenían fama de ser crueles y sanguinarios. Estos sargentos antiguos al parecer se aparecían al pie de la escalera y en la Sala de Armas del CIM y dicen que perturbaban a todo aquel que los veía. 



Lo cierto es que durante la mili muchos soldados y marineros de reemplazo se quitaron la vida y murieron en extrañas circunstancias, sobre todo durante el periodo de instrucción. No hace mucho Defensa archivó más de 300 casos de suicidios durante la mili y 613 casos de intento de suicidio (en los tres ejércitos). Al parecer el peor año fue 1994 con 27 muertos. El Estado, como no es de extrañar, jamás asumió ninguna responsabilidad al respecto. Chicos jóvenes que se ahorcaban colgándose de las llaves de paso de las cisternas, de las duchas, pegándose un tiro durante una guardia o saltando al vacío desde una ventana, y una de las causas principales al parecer eran las "novatadas" a las que los sometían sus mismos compañeros de brigada. Por desgracia el CIM de Ferrol también está marcado por algunos sucesos "negros", dos de ellos acaecidos en el mismo Cuartel de Instrucción, que además resultan un tanto curiosos y cuanto menos raros. En su día dieron mucho de lo que hablar y fueron conocidos porque trascendieron a los medios de comunicación nacionales.

Noticia de El País ⬅léela entera

Noticia de El País ⬅léela entera

Estos son sólo un par de casos, pero los habrá que no se conozcan, porque ya se sabe como es el hermetismo dentro de las Fuerzas Armadas. Como dato curioso y si os apetece leer más 🌚 si pincháis ➡"aquí"⬅ descubriréis qué fue lo que me pasó a mí dentro de uno de los edificios del Arsenal, contiguo al CIM, donde hice mi periodo de instrucción cuando estuve en la Armada en el año 2000. 

Espero que os haya gustado esta entrada, hasta pronto 👻




lunes, 16 de julio de 2018

👻 Sanatorio de la Marina. Los Molinos, Sierra de Guadarrama 👻

¿Cómo empezar a escribir sobre esto? He aquí la pregunta que me he hecho nada más empezar este post que me lleva rompiendo la cabeza casi una semana entera. Os preguntaréis el porqué, pues es muy sencillo. Hoy os traigo uno de los muchos edificios, que existen en nuestro país, marcados por el abandono, las leyendas y los fenómenos paranormales. Hasta aquí todo correcto, pero hay un dato de este lugar que lo hace más especial que ningún otro y es que en este complejo hospitalario trabajó durante muchos años, en el servicio de radiología, mi tío Camilo (hermano de mi madre, ambos fallecidos 😞) capitán o comandante, no recuerdo bien, del Cuerpo de Sanidad de la Armada. 

Me da mucha pena ver en lo que se ha convertido este lugar, así que voy a hacer un breve resumen de la historia del sanatorio con todos los datos recabados en estos días de investigación.  Tanto leí, vi e indagué que hasta me uní a un grupo de Facebook de personas que pasaron por allí en donde encontré encontré fotos de mi tío 😱



El Hospital Sanatorio de la Marina se ubica en mitad de un terreno boscoso, al pie de la Sierra de Guadarrama, en Los Molinos. Se levantó a principios de la década de los años 40 para tratar a enfermos de tuberculosis hasta la aparición de la vacuna en 1949. Después se especializó en neumología para tratar todo tipo de afecciones pulmonares de los militares (de los tres ejércitos) y sus familiares. El lugar abarca una superficie de más de 60.000 m², compuesta por cinco edificios, un aparcamiento, dos búnkeres que quedaron de la Guerra Civil Española y al parecer una pequeña piscina de la cual, por más que busqué fotografías en Internet, no encontré nada. En total 10.000 m² de construcción.

El edificio principal contaba con 177 camas repartidas en 55 habitaciones y cuatro plantas. En el bajo estaban los servicios médicos y generales, las despensas, el almacén y la sala de calderas. En 1954 la residencia de médicos se transformó en la residencia de enfermeras, un edificio de tres plantas con capacidad sólo para 25 enfermos que tras la reforma pasó a tener 202 camas. A principios de la década de los 90 también se reformaron los dos quirófanos.  El hospital desde su inicio funcionó a pleno rendimiento hasta que el Ministerio de Defensa decidió cerrar sus puertas para siempre en el año 2001.


En la actualidad se encuentra en estado de total abandono, completamente vandalizado y esto es algo que me cabrea profundamente, esa manía que tienen algunas personas, por llamarles algo, de destrozarlo todo, robar, pintarrajear mierdas, llenar de basura y en general la falta de respeto por los lugares que bajo mi juicio deberían de permanecer intactos en el tiempo. Me gusta ver el paso de los años de los lugares olvidados, con su mobiliario, sus objetos y su historia y no verlos totalmente reventados sobre todo por respeto a todas aquellas personas que trabajaron allí, que se trataron allí o que fallecieron allí. 

Como ya os dije estuve varios días dándole vueltas a este tema, hasta me vi todos los vídeos de YouTube que existen al respecto, no sé como es que no terminé loca de remate. Al parecer muchos testigos confirman una gran cantidad de fenómenos paranormales que se suceden en el sanatorio, la mayoría en la morgue, la sala de autopsias y la tercera planta, que por lo que leí era donde ingresaban los enfermos más críticos. Pasos que te persiguen por los pasillos, luces extrañas, sombras, ruidos y golpes inexplicables, psicofonías, el fantasma de una niña de pelo corto, extrañas presencias, árboles que se mueven solos, puertas que se cierran y se abren. También leí algo de unos suicidios, pero investigando más a fondo me di cuenta de que estaban mezclando lo que pasó en otro sanatorio abandonado, el Hispano Americano de Guadarrama (este sí que es el de los suicidios...) 

Un cartel prohibe el paso, advierte de que es una propiedad privada y avisa a los curiosos de que si te pillan dentro del recinto te puede caer una multa de 1500 € A mí personalmente me hubiera gustado encontrar un vídeo hecho con drone de la vista aérea del lugar ya que me parecen impresionantes este tipo tomas y eché en falta uno del Sanatorio como el que compartí de la Casa Bailly.

A continuación quería compartir con vosotr@s un par de páginas para que veáis el deplorable estado del sanatorio por dentro ➜ en el blog Abandonado y Olvidado ➜y el reportaje fotográfico de Mundo Parapsicológico.com






domingo, 8 de julio de 2018

🕸 La Mansión Bailly 🕸

Desde muy pequeña siento fascinación por los lugares abandonados, no sé explicar muy bien con palabras las sensaciones que me producen porque es un mezcladillo de sentimientos, lo mismo me provocan tristeza, que asombro, que melancolía, que paz o inquietud. Por si no lo sabéis soy muy receptiva (a veces demasiado...) tanto para las buenas como para las malas vibraciones. Quizás este sea uno de los posts más personales que he escrito hasta ahora en el blog porque estoy dando a conocer una pequeña parte de mí. 😅 Lo que más me gusta de los sitios abandonados son 🏡las casas🏡, supongo que por mi extremada sensibilidad y mi maravillosa mente🔮 no me cuesta nada empatizar e imaginar cómo fue o sería la vida de las personas que habitaban en esos lugares. Y sobre todo tengo una gran obsesión con las piscinas... no me preguntéis por qué pues ni yo lo sé. El caso es que desde que está tan de moda el rollo este del "urbex" y a mí que me apasiona la fotografía estoy en "modo droga" con estas cosas, tanto a nivel espectadora 👀 como a nivel fisgoneadora 📷😂 



Y es por esto que hoy os traigo la historia de un lugar sobre el que puse el punto de mira ya cuando para viajar a Madrid no había otro camino que la carretera N-VI. Os hablo de la conocida Casa Bailly, también llamada la finca de "El Grajal" que se levanta al pie de dicha carretera. 


Fotografías hechas por mí👀

Es un conjunto de casas palaciegas de estilo modernista que fueron construidas entre 1920 y 1924 por los arquitectos Antonio Tenreiro y Peregrín Estelles para el empresario Julio López Bailly, padre de familia acomodada, dueño de varias fábricas en Argentina. La familia Bailly residía en Madrid y al parecer fueron descendientes de un soldado de las tropas del mismísimo Napoleón Bonaparte. 

En un origen la construcción había sido diseñada para ser inaugurada como hotel de lujo pero nunca llegó a ejercer como tal y pasó a ser sólo residencia de verano de la familia. La casa Bailly de planta casi cuadrada, dos alturas, buhardilla y sótanos, constaba de veintidós habitaciones y necesitaba de ocho personas para ocuparse del servicio. Destacaba sobre todo el jardín de invierno con su lucernario (consiste en una enorme cristalera para que las plantas reciban luz), los mosaicos de los suelos de la planta baja y la finca de 30000 metros cuadrados con casa propia para los guardeses. 

 Jardín de invierno (La Voz de Galicia)

Existen varias teorías de por qué los Bailly se marcharon de A Coruña, una habla de una posible venta antes de que estallase la Guerra Civil Española y la otra que cuando estalló la guerra la Falange incautó la propiedad. La familia Bailly era de idiología de izquierdas, incluso se les creía masones y tuvieron que marcharse. La verdad es que me hubiera gustado encontrar más información sobre esta peculiar familia, lo que sí es cierto que durante la Guerra Civil se utilizó como cárcel para presos republicanos y testigos dicen que su interior todavía se pueden ver las antiguas pintadas de los reos. 

Tras el conflicto el edificio albergó varias escuelas y en 1969 ardió por primera vez debido a una colilla mal apagada. En 1980 dejó de utilizarse y comenzó su abandono, la casa Bailly, como muchos otros lugares que corrieron igual suerte en Galicia, fue saqueada por personas de mala fe hasta no dejar absolutamente nada en su interior, destrozada y ocupada volviendo a sufrir más incendios el último en 2012 que causó la caída de gran parte del techo. En la actualidad presenta un estado de total abandono, muy ruinoso y da muchísima pena ver en lo que se ha convertido esta maravillosa construcción que al menos para mí debería de ser patrimonio cultural de la ciudad de A Coruña e incluso de Galicia. 

 

Nosotros quisimos visitar su interior y fotografiar lo poco que queda en pie de este edificio muerto, pero no pudimos acceder debido a la gran cantidad de maleza que cubre la entrada principal. Una pena que algo tan bonito no se haya cuidado y se esté perdiendo de esa manera. 









miércoles, 6 de junio de 2018

👻 Dark Hedges, Armoy, Irlanda del Norte 👻

Es una antigua carretera, un tramo muy especial y único de la Bregagh Road en la localidad de Armoy al norte de Irlanda. Una avenida rodeada de hayas que la familia Stuart plantó en el siglo XVIII con el objetivo de impresionar a los visitantes y caminantes que se acercasen a su mansión "Gracehill House".


La mansión de la familia Stuart fue mandada construir por James Stuart en el año 1775. Es de estilo georgiano. La arquitectura georgiana, típica entre 1720-1840 (especialmente en Reino Unido) se la bautizó con ese nombre en honor a los cuatro reyes británicos llamados George (1714-1830). Era el estilo barroco inglés, propició el inicio de la arquitectura neoclásica inspirada en el renacimiento italiano. Se trataban de construcciones con formas palladianas con la finalidad de establecer un equilibrio entre orden y proporción. Este estilo dio origen al jardín inglés, un espacio abierto y natural, arbolado y sin formas artificiales, desmarcándose del estilo francés.  En la actualidad Gracehill es un club de golf. 

Y como todo paraje misterioso también está rodeado de leyendas, la más popular es la de "Lady Grey", la dama Gris, la figura etérea de una mujer que deambula y mora bajo la sombra de las hayas. Se cree que fue una sirvienta de la familia Stuart que falleció en extrañas circunstancias. Dicen que en cuanto la sobra de las copas de los árboles deja de cubrirla su espíritu se desvanece.

Dark Hedges se utilizó como escenario para ambientar muchas películas y series de Tv, como por ejemplo Juego de Tronos. También inspiró a muchos escritores para escribir sus relatos como al gran Edgar Allan Poe


martes, 5 de junio de 2018

👻 La Leyenda de La Casa de Los Tubos 👻



Actualmente la casa ha sido parcialmente derribada, pero a pesar de que ya no existe en su forma original, este lugar dio y da mucho de lo que hablar en la ciudad de Monterrey, Nuevo León (México). Durante décadas ha sido todo un icono de las leyendas urbanas de la zona. 

 La casa de los tubos era una construcción compleja y extraña, un feo bloque de hormigón con formas tubulares. Se comenzó a construir a principios de la década de los 70 pero nunca se llegó a terminar. Disponía de cuatro niveles, estancias circulares, ventanales inmensos y pasillos cilíndricos. Por un lado se accedía a las plantas por rampas hacia el otro todo eran escaleras. Durante su levantamiento dos obreros fallecieron en extrañas circunstancias.

La leyenda cuenta que un padre la mandó construir con este diseño tan inusual para su hija paralítica y así poder facilitarle la movilidad de su silla de ruedas. Un día quiso llevar a la pequeña a la casa para que viera con sus propios ojos el progreso de las obras, con tan mala suerte que la niña no pudo controlar su silla de ruedas en una de las rampas y se precipitó al vacío por una de las gigantescas ventanas del piso superior. Murió en el acto al impactar contra el suelo. Tras la terrible pérdida de su hija el padre se suicidó y desde entonces las obras se paralizaron. Multitud de personas afirmaron durante años que en la casa y sus alrededores se  escuchaban los desgarradores lamentos de una niña. 

Tanto el edificio como la parcela quedaron totalmente abandonados y dio cobijo a multitud de bándalos, curiosos, adolescentes que practicaron la ouja, también se dice que un hombre se suicidó en un árbol cercano y se habla de la muerte de un niño, hijo de un matrimonio que había ido a ver la casa (en venta). Tambiém leí algo de la aparición de un anciano jugando con un yo-yó. 



domingo, 3 de junio de 2018

🕸 Antiguo Campo de Tiro de Doniños, Ferrol. (A Coruña) 🕸


"Estaba en el patio pintando las contraventanas y se escuchaban los tiros como otras veces. De pronto oí silbar una bala por encima de mi cabeza y me agaché por instinto. A continuación vi el cristal roto. Una bala lo había atravesado e hizo impacto en la pared del recibidor. Me desplacé al campo y el jefe del polígono reconoció que había un destacamento de infantes especialistas que se preparaban para un concurso de tiro. Quedó demostrado que habían hecho los disparos fuera del campo, porque mi casa está a más de un kilómetro en línea recta. Varios oficiales vinieron a reconocer la vivienda y me repararon los daños". 

“Estaba sentado en la tabla y vi varias salpicaduras en el agua cerca de mí. De pronto sentí un golpe en la espalda y algo que me derribó y me lanzó sobre la superficie del agua”.

"Aquella mañana las paredes temblaron como si fueran de papel. Yo fui a avisar al guardia del polígono y a pedir que cesaran el tiroteo. Me respondió que aquel día estaban utilizando un tipo de bombas más potentes, pero que se trataba de un hecho aislado que no se volvería a repetir".

"Era miércoles y me encontraba haciendo deporte por el pinar de Doniños. Sobre las 13 horas me senté en una piedra que había detrás de la caseta de la Cruz Roja, a unos 600 metros del campo de tiro. Mi sorpresa fue enorme cuando vi que una ráfaga de ametralladora levantó la arena a unos metros escasos de mis pies. No supe qué hacer. Cuando terminó el tiroteo me fui a la puerta del campo. Vino el oficial de guardia, le conté lo sucedido y me contó que había una patrulla haciendo ejercicios por las dunas. Al día siguiente me presenté en el Cuartel General. Me dijeron que iban a hacer averiguaciones y que me darían una explicación. Aún estoy esperando. De todas formas tuve suerte, porque si llego a estar inclinado las balas me hubieran volado la cabeza".

"Había traído una tabla de surf de Santander y éramos pioneros en un deporte que aquí apenas se practicaba. Bajamos a las 8 de la mañana, había buenas olas, ... Nos metimos en el agua y empezamos a hacer surf. Estábamos a unos 300 metros de la playa cuando noté el impacto de una forma suave. Pedí a mis compañeros que mirasen porque, en principio, pensé que sería un abejorro, pero vieron un hilito de sangre. Al momento comenzamos a ver como las balas salpicaban a nuestro alrededor, y me di cuenta entonces de que me habían alcanzado. Salimos del agua y nos dirigimos a la puerta del polígono. Le dije al oficial de guardia que me parecía que me habían dado un tiro. Me miró y me puso una tirita. También nos recriminó por estar bañándonos en zona prohibida. Fue entonces cuando vimos la bandera roja. Lo que pasó es que la izaron y empezaron a pegar tiros sin tener en cuenta que había gente en el agua. Con la tirita puesta fui al médico en compañía de mi padre. Me miraron por rayos y descubrieron que tenía una bala entre la quinta y sexta vértebra. Me operaron en la residencia de Ferrol, y cuando salí, me presenté en el Cuartel General de la Armada y pedí que me recibiera el Capitán General. Enseguida lo hizo, y le pedí explicaciones. Sus únicas palabras fueron reproches y recriminaciones. Se negó a creerme cuando le dije que no estaba izada la bandera roja, y nuestra diferencia de opiniones hizo que él me invitara a abandonar su despacho, lo que hice dando un portazo. Se me pasó por la cabeza denunciar el caso, pero un abogado me aconsejó que no moviera el asunto. Eran otros tiempos, estaba empezando la transición, y los militares todavía tenían mucha fuerza". (1977)

"Estábamos sacando el pescado de la red y de pronto caí sobre la cubierta. Tenía las piernas y los brazos paralizados y momentáneamente quedé ciego. Me puse a gritar como un loco. Mi padre decía que era un calambre, pero yo sabía que se trataba de una bala porque llevaba un rato oyendo tiros procedentes de la costa". (1993)

Accidentes narrados por vecinos de la zona. Textos extraídos del blog Desde la Croa

(Fotografías del blog "Desde a Croa")

El antiguo Campo de tiro de Doniños "A Croa" fue inaugurado en el año 1931. Contaba con una extensión de unos 5000 metros cuadrados y disponía de varios edificios. Allí se realizaban todo tipo de pruebas y maniobras militares con armamento de corto y largo alcance, granadas de mano, diferentes explosivos y vehículos anfibios que se introducían en el lago. Estas instalaciones eran utilizadas no sólo por militares sino que también por miembros de todos los cuerpos de seguridad del Estado. Cuando se realizaban estos ejercicios se izaba una bandera roja para alertar a los bañistas ya que el recinto militar estaba pegado a la playa. Desde los años 40 a los 90 se produjeron un montón de accidentes con civiles. Sobre todo durante la última década la convivencia entre los vecinos, bañistas y estas actividades tan peligrosas era totalmente intolerable. Los últimos accidentes acontecidos provocaron su clausura en el año 1996 y actualmente está medio abandonado. Me hubiera gustado encontrar más información al respecto, pero parece que todo lo que concierne a la ciudad de Ferrol, una de dos o a nadie le interesa o es puro tabú. 


A continuación os muestro una serie de fotos propias del lugar, espero que os gusten.









viernes, 1 de junio de 2018

💀 CENTRALIA 💀 Ciudad en llamas.

En ella fue inspirado el videojuego Silent Hill..


Nos situamos en el mapa de EE.UU. concretamente en el estado de Pensilvania, allí existe una ciudad fantasma llamada "Centralia" perteneciente al condado de Columbia. De hecho la Route 61, que antiguamente pasaba por allí, se desvía en un tramo, muy fácil de obviar, para que los conductores no se adentren en las fauces del infierno y corran ningún peligro. 

Los orígenes de esta peculiar ciudad abandonada se remontan al año 1866 pero se cree que el terreno ya fue habitado en 1841. Durante la década de los 80 esta pequeña población minera contaba con alrededor de 1000 habitantes, en 2010 sólo quedarían 10, reduciéndose a 7 habitantes tres años más tarde. Todo tiene una fácil y muy entendible explicación, bajo la tierra un fuego arde a más de 700ºC.





El cierre de las minas de Centralia supuso un grave declive económico para toda la ciudad y en el año 1962 se desató la catástrofe. Las minas empezaron a utilizarse como vertederos de mierda y basura por los habitantes. Cierto día unos bomberos que estaban quemando los deshechos prendieron sin querer una veta expuesta de carbón antracita, aquello provocó que el fuego se avivara aún más hasta el punto de que comenzó a arder todo el subsuelo de Centralia hasta el día de hoy. Un fuego que llevan más de 50 años intentando apagar sin éxito, un fuego que los expertos calculan que todavía seguirá activo unos 250 años más.


Miles de afectados por la inhalación de monóxido de carbono tuvieron que abandonar sus casas, gases tóxicos, socavones en las carreteras, más de siete millones de dólares invertidos para la inútil extinción del fuego, millones de dólares de fondos estatales destinados para reubicar a los habitantes en otros pueblos y ciudades de Pensilvania. En la actualidad sólo quedan unas pocas casas, la mayoría de los edificios fueron arrasados y su estado es ruinoso, en general la ciudad está prácticamente abandonada. 


Miles de curiosos se acercan cada año atraídos por este fenómeno para contemplar un paisaje desolado y fantasmal a la vez que peligroso. A la entrada un cartel recibe a los visitantes con la siguiente advertencia en inglés:

PELIGRO: Mina ardiendo.
Caminar por este área podría resultar en serias lesiones o la muerte. 
Gases peligrosos activos. 
El suelo es propenso a un colapso repentino.