domingo, 11 de junio de 2017

✪ SIERRA ESPUÑA: El Hospital Maldito ✪


La tuberculosis es una enfermedad cuya presencia ha sido constante a lo largo de la historia de la humanidad. Se trata de una infección causada por microbacterias. Recibe otros nombres como tisis y plaga blanca. En el siglo XVII ya fue considerada como un importante y grave problema de salud pública en los países occidentales. Desde finales del siglo XVIII a finales del XIX alcanza su máximo apogeo. Sólo en España, a principios del siglo XX las estadísticas hablaban de 30000 fallecidos anuales de tuberculosis, pero la mejora (aunque lenta) de las condiciones de vida de la población haría que se iniciase una tendencia descendente de dicha enfermedad.


El hospital antituberculosos de Sierra Espuña ( municipio de Alhama, Murcia) empezó a construirse hace algo más de cien años, concretamente a finales de 1913 de la mano del arquitecto don Pedro Cerdán, diseñador de uno de los más modernos sanatorios del mundo. Las obras estuvieron paradas por falta de fondos y por los problemas políticos de la época. Finalmente fue inaugurado en 1935 una vez finalizado. 


El edificio construido en una zona protegida de los vientos del norte y poniente, estaba dividido en tres plantas más un sótano, la casa del conserje, un depósito para cadáveres, varias capillas, cocheras, cuadras y un acueducto para la recogida de agua. Funcionó como sanatorio para enfermos de lepra y tuberculosis hasta el año 1962. Se dice que llegó a albergar hasta 196 enfermos de las 200 camas de las que disponía. A el podían acudir pacientes de cualquier clase social y constaba de un elevado número de personal laboral para desempeñar los servicios y atención de los enfermos. Algunos testimonios aseguran que los médicos de la época y enfermeras utilizaban métodos crueles para tratar a los tuberculosos lo que les llevaba al suicidio. Otros niegan el maltrato.

Tras un corto periodo de tiempo cerrado, el hospital pasó a ser un orfanato para los niños desfavorecidos hasta que en  los años 80 se transformaría en un albergue juvenil. A mediados de los años 90 por culpa de su insostenible mantenimiento se clausuró definitivamente hasta la actualidad, en la que permanece en estado de total abandono hasta tal punto que su acceso está prohibido por el alto riesgo de derrumbe que existe.

Muchos investigadores aseguran que en este lugar se da todo tipo de fenomenología paranormal, sobre todo en la primera planta, y más concretamente en los pasillos que unen las partes reformadas con la más antigua que permanece intacta desde su cierre hace más de medio siglo.

Uno de los casos más populares es el de unos soldados de la base militar de paracaidistas de Alcantarilla (Murcia) que les tocó pasar una noche en Sierra Espuña por motivo de unas maniobras. Los soldados para protegerse de las bajas temperaturas, en vez de acampar,  decidieron resguardarse  dentro del hospital. La noche parecía transcurrir tranquila mientras hablaban entre ellos de sus cosas hasta quedarse dormidos. En mitad de la madrugada los militares se despertaron sobresaltados por los disparos del CETME del compañero que se había quedado despierto montando guardia. El soldado que había abierto fuego con su fusil declaró posteriormente que una figura luminosa apareció de repente en la habitación anexa y que al no responder a la orden de alto apretó el gatillo. En la actualidad se pueden apreciar los impactos de bala en la pared a pesar de estar tapados con cemento. 


A continuación os dejo una recopilación de fotografías del sanatorio recopiladas de Internet.
















1 comentario:

  1. Siempre que veo imágenes de lugares abandonados donde supuestamente ocurren fenómenos paranormales me pregunto si los autores de los graffitis y pintadas de las paredes no habrán visto u oído nada...

    .Estelle.

    ResponderEliminar