domingo, 12 de septiembre de 2010

✪ La Leyenda de María La Sanguinaria ✪


¿Quién no conoce la famosa leyenda de Bloody Mary o Mary Worth?, la muchacha maldita del espejo. Seguramente todos habréis oído hablar de ella alguna vez, sobre todo en vuestros años de adolescencia.

Esta leyenda cuenta la terrorífica historia del espíritu de una joven que supuestamente se aparece si  pronunciamos su nombre tres veces seguidas frente a un espejo...

"Bloody Mary, Bloody Mary, Bloody..."

La persona que veía con sus propios ojos el reflejo de "Bloody Mary" a través del espejo, moría del susto, defigurándosele la cara de la forma más atroz.

Una de muchas leyendas urbanas cuya representación  ha terminado en manos del séptimo arte, en el género de terror. Pero quizás no estemos hablando de un cuento sin más, siempre digo que las leyendas esconden  algo de realidad.

En el año 1978 la estudiosa Janet Langlois publicó un ensayo titulado "Mary Whales", en él explicaba el verdadero origen de esta leyenda y el significado del espejo. Además, en el ensayo también se recogían narraciones y testimonios reales de diversas personas.  

Se cree que este mito está inspirado en historias verídicas que sucedieron hace mucho tiempo. De hecho existen al menos tres versiones diferentes de las que podría derivar la leyenda de esta chica. Una creencia que tiene su origen en Estados Unidos.

La primera versión relata que Mary se trataba de  una bella y presumida joven de 15 años de edad. Muy orgullosa de la belleza de sus cabellos, que cuidaba con suma delicadeza, todas las noches y antes de acostarse cepillaba 100 veces su hermosa melena. Para ella era como una especie de ritual hasta que, cierto día, un hombre desalmado, del que nunca se supo su identidad, decidió gastarle una broma demasiado pesada.

Aquella noche la ventana de su cuarto estaba abierta, cerciorándose de que no había moros en la costa, un desconocido se coló sigilosamente en la habitación de la chica y se escondió en su armario aguardando a que llegase su víctima. El individuo iba armado con unas grandes tijeras bien afiladas. Mary, como de costumbre, se puso el camisón y se sentó frente al espejo de su tocador, tranquilamente comenzó a cepillarse el pelo.

El hombre, aprovechando un descuido de esta, salió de su escondrijo y fue acercándose poco a poco por detrás. Inmediatamente tapó la boca de Mary con un pañuelo y le cortó todo el cabello de cuajo. La joven al ver que le faltaba su preciosa melena, no soportó verse de aquella guisa, odiaba su  reflejo frente al espejo, se sentía fea y desdichada. A las pocas semanas, Mary se suicidó. Desde entonces, surgió una leyenda que cuenta que para que se aparezca su espíritu, se deben encender tres velas frente a un espejo, peinarse el cabello cien veces como ella misma lo hacía cada noche y repetir "Bloody Mary" tres veces...

La segunda versión cuenta que Bloody Mary se trataba de una chica que sufría una grave enfermedad que no tenía cura. Su padre, que era médico, la cuidaba hasta que después de haber estado cuatro días en coma y creyéndola muerta, tomó la terrible decisión de enterrar a su hija en el patio de su casa. En su muñeca, con un hilo, le amarró una campanita que quedó al exterior. En aquella época  esto era algo muy habitual por conocerse la catalepsia. Sin más, el padre de Mary se fue a dormir y cuando despertó a la mañana siguiente, se dio cuenta de que la campanita estaba tirada. Muy desesperado el hombre  fue a abrir la tumba de su hija, pero ya nada pudo hacer por ella...

Las manos de Mary estaban completamente ensangrentadas y sus dedos no tenían uñas, pues habían quedado incrustadas en la tapa del ataúd. Su padre nunca se perdonó lo que hizo.  En este caso la leyenda dice que para que esta aparezca se deben encender tres velas frente a un espejo y dar tres vueltas mientras pronunciamos "Bloody Mary"...


Por último, también se confunde esta historia con la de María I de Inglaterra a la que también apodaron como María la Sanguinaria por sus actos y la dura represión de que hizo objeto a los protestantes en su intento de restaurar el catolicismo.


En cuanto al porqué del espejo, todo se cierne a que en la cultura popular se creía que los espejos eran como una especie de puertas hacia otros mundos, hacia el más allá. Los mesoamericanos sentían un profundo respeto por estos objetos, que además utilizaban como herramienta para predecir el futuro, comunicarse con los dioses y también con sus antepasados.

Como viene a suceder con toda leyenda que se tercie, hoy en día existen millones de interpretaciones diferentes. En nuestro país a Bloody Mary se la conoce como Verónica o María la Paralítica...


9 comentarios:

  1. Hola Ra! No tenía ni idea de donde venía la leyenda de Verónica pero ostras esto de niña me daba unmontón de miedo, me encantan las leyendas, por cierto ayer lo de Iker fue espeluznante, fíjate como sería que por primera vez en tantos años tuve que cambiar de dial, y por cierto ocurrió en tu tierra, iba sobre el accidente de un autobús escolar fue horroroso! un besito :*

    ResponderEliminar
  2. Hola Vir!!!

    No vi el programa, porras me lo perdí. Y no me suena la historia del autobús... Juer es que Iker empieza tan tarde... No sabrás como podría hacer para ver ese reportaje en concreto ¿verdad? aunque por lo que me cuentas tuvo que dar muchooo miedo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ra!
    http://www.cadenaser.com/milenio3/
    A la izquierda, donde pone "tragedia del órbigo" o algo así, eso es, creo que pinchando ahí se escucha, ya me contarás! un besito :*

    ResponderEliminar
  4. Graciaaas Vir!, voy a chusmar a ver... :P

    Besotes :)

    ResponderEliminar
  5. Bieeeen! historias de terror, lo mejor para mi himsomnio :P :P

    ResponderEliminar
  6. Uuuuuuups... jajjajaja

    Muuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaac!! :)

    ResponderEliminar
  7. amo esa leyenda mas por que se basa en Maria Tudor
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. me dan miedo las historias de terror pero tenia mucha curiosidad eso si es escabroso qe pusieron ese tema de color pra este blog

    ResponderEliminar
  9. En mi país la conocemos como verónica , muy buena leyenda.

    ResponderEliminar